3 trucos para obligarte a ir al gimnasio

Como el verano está a la vuelta de la esquina, cada día son más los adeptos que se apuntan a un gimnasio. Tú no vas a ser menos, pero sabes que a la primera semana perderás todo el interés y si no quieres arrepentirte el resto del año, lo recomendable es optar por un  gimnasio económico.

Sí, lo has leído bien. Al fin y al cabo, el que va todos los días a un GYM barato y sigue una rutina adecuada tendrá mejor “tipín” que el que va una vez a la semana pagando un dineral. La salud y la forma física no entienden de precios sino de esfuerzos y sacrificio. Las cosas como son.

Por eso, te aportamos los 3 trucos para obligarte a ir al gimnasio en esos días que no hay manera de levantarse del sofá y sin embargo, que si consigues ir, te sentirás mejor que nunca y mejor que nadie.

Primero, no pienses en la pereza, en lo que implica vestirse, preparar las cosas o en lo cansado que estás. En cuanto hagas ejercicio, te reactivarás y sacarás todo el cansancio y agotamiento de tu musculatura.

Lo más importante de cuando hablamos de un gimnasio barato (económico que suena mejor), por norma general, los usuarios son personas que saben a qué van. Ya que aquellos que sólo desean mostrar el último equipo y los modelitos, suelen optar por gimnasios mucho más caros. Por ello, enfócate en aquellos que lo dan todo, y si quieres, incluso puedes competir (mentalmente) con ellos. Otra alternativa, más pacifista es la de echarte una amiga o un amigo/compañero de gym. Así os dais apoyo mutuamente y cuando alguno de los dos se siente decaído, el otro le da soporte.

El último de los consejos para lograr cumplir con tu objetivo de operación bikini para el verano es el de centrarte en el objetivo final. En el momento en que tu mente comience el debate de: gimnasio o cañas con los amigos, gym o serie en TV… debes saber que no es un tema de exclusión, ¿qué me dices sobre cañas after GYM? Te aseguro que te sabrán a gloria. Y si aún así te ves incapacitado, entonces proponte un trato: sólo 15 minutos y luego, si sigues sin encontrar motivación para continuar haciendo ejercicio, te vas. De momento no he encontrado a nadie que se haya ido.

Evidentemente, estos consejos son muy útiles si tienes un GYM con facilidades de horario, cerca de casa o del trabajo. Pero estos ya son temas dignos de otro post.

Leave a Reply