Cirugías plásticas: Aumentos de glúteos

Las mejoras en el bello extremo trasero femenino son comunes en América Latina.

Antes de pasar por el quirófano para el aumento de glúteos, debes comprender todas tus opciones y sus pros y sus contras.

Tipos de aumento de Glúteos:

1.- Los implantes de silicona: Están hechos de silicona sólida, flexible y prácticamente a prueba de fugas.

Estos implantes no deben ser confundidos con implantes mamarios rellenos silicona  gel, que pueden tener fugas. Los implantes de glúteos  a base de silicona se insertan bajo el músculo y tienen como resultado un trasero más redondo.

Cuanto más grasa tenga una mujer en sus nalgas antes de la cirugía, más natural se verá el resultado.

2.- Transferencia de grasa: En este procedimiento, la grasa se ​​filtra con succión de los muslos y el abdomen, y luego se reinyecta en la parte trasera en los glúteos.

Los resultados son de dos tipos: un adelgazamiento del estómago y los muslos, además de un trasero más grande.

Ventajas y desventajas:

En general, las mujeres que optan por los implantes de silicona en los glúteos están más satisfechos con su nuevo aspecto que los pacientes que optan por los injertos de grasa.

Por otro lado, el levantamiento de glúteos por medio del método de inyecciones de transferencia de grasa es menos costoso que los implantes debido a que el médico utiliza la grasa de tu propio cuerpo y el tiempo de recuperación de las inyecciones de grasa es mucho más corto que con los implantes (de 2 semanas frente a 6 semanas). Sin embargo, el principal inconveniente de la transferencia de grasa es que el resultado no es permanente; mientras que los implantes de glúteos serán simétricas y estables y no requieren ser remplazados durante varios años.

Si quieres obtener más información realiza una consulta en la Clínica Quintanilla del Dr. Edmundo Quintanilla.

Leave a Reply