Curiosidades sobre la cirugía de párpados

La cirugía de párpados está cada vez aumentando más su campo de actuación y abarca cada vez más popularidad. Además, se caracteriza por ser una gran opción para aquellos que aparentan cansancio todo el tiempo o tienen los párpados caídos.

 

En algunas ocasiones, este procedimiento cosmético debe realizarse por una necesidad fisiológica que necesite de eliminación de la piel y grasa como exceso de tejido y que podría causar dificultades en la visión de alguien. Sin embargo, en la mayoría de los casos, este procedimiento se realiza con el fin de mejorar la apariencia de alguien.

 

De esta manera, los individuos que se considerarían como potenciales candidatos para este procedimiento quirúrgico son aquellos que tienen una o más de las siguientes características:

 

  • • Un exceso de piel que impide el plegamiento correcto de los párpados;
  • apariencia hinchada en el párpado superior;
  • • presencia de bolsas o círculos oscuros debajo de los ojos;
  • • piel muy fina y arrugas debajo de los ojos;
  • • exceso de piel que tiene protuberancias o bultos bajo los ojos.

 

El médico, de esta manera, completará una consulta inicial para saber si eres un candidato ideal. Esta decisión se basa en tu salud en general, número de procedimientos cosméticos que hayas tenido en pasado, antecedentes clínicos, y cualquier medicamento que puedas estar tomando.

 

¿Cómo se realiza la cirugía de párpados?

 

La intervención tiene lugar gracias a una pequeña incisión en el pliegue del párpado. Puesto que es en el pliegue, existiría una cicatriz mínima. La piel y el tejido graso en exceso se eliminan y se colocan puntos de sutura para cerrar la incisión.

 

Durante las primeras 48 horas, puedes experimentar alguna molestia o incluso hinchazón. Por ello, siéntate con la cabeza elevada y coloca hielo en el área intervenida: te ayudará a aliviar gran parte de la molestia. Por otra parte, tu médico te recetará algunos medicamentos para prevenir cualquier infección y ayudar a reducir el malestar. Generalmente, sufrirás de moretones aparentes, que acabarán desapareciendo en la semana siguiente a la intervención.

En conclusión, la cirugía de párpados es la opción de tratamiento ideal para cualquier persona que tenga los párpados caídos, bolsas o círculos oscuros bajo los ojos. Después de la cirugía, notarás una mejora significativa en tu apariencia física. Dado que se elimina la piel y el exceso de tejido graso, rara vez existe una necesidad de cirugía adicional.

¿Tienes alguna consulta más? Habla con un cirujano plástico sobre lacirugía de párpadospara discutir sobre tus opciones y riesgos, y para constatar el antes y el después.

Leave a Reply