medicina holistica

medicina holistica

◾Ramón Sampedro. Este gallego, tetrapléjico desde los 25 años, fue la primera cara de la lucha por la muerte digna en España. Llevó su caso a los tribunales para que le ayudaran a morir, pero no lo consiguió. Se suicidó con cianuro en 1998. Dado que para quitarse la vida necesitó la cooperación de otras personas, su entorno fue investigado y una amiga, Ramona Maneiro, acusada, pero resultó absuelta. La cooperación necesaria para el suicidio está penada en España, aunque si el que pide ayuda para quitarse la vida sufre una enfermedad terminal se considera una eximente parcial.

Tuve que hacer todo el proceso… Yo no quedé convencida con el sistema médico de nuestro país, posiblemente ya venía influenciada por mi abuelo, que era psiquiatra y homeópata. Estuve menos de un año en Medicina Familiar, y salí de ahí buscando el horizonte que yo quería. Investigué y decidí hacer una maestría en Salud Pública y entonces ingresé a la Universidad de Texas (UT). Conseguí mi primera posición en el Departamento de Salud de Oklahoma. Y ahí estuve 12 años. Trabajé en todas las áreas, con enfermedades infecciosas. Y también di clases en la escuela de Medicina, en la Universidad de Oklahoma, por 10 años.

Lo dice mientras muestra el fichero que acaba de abrir en su ordenador. Si todo sale como José Luis ha planificado, todos sus allegados ya habrán recibido su último mensaje: “Hasta siempre, y no os olvidéis de sonreír. Gracias y un abrazo”.

La crisis del modelo capitalista, en los países desarrollados, enfatizada desde el 2008. Tiene para las franjas mayoritarias que son los trabajadores, un nuevo contenido. Ya que la fuerza laboral, como eje fundamental del modelo capitalista, agrega unos elementos nuevos. Especialmente, cuando la explotación de la mano de obra con la producción de plusvalía, se ha desmarcado como eje fundamental de la operatividad del mercado. En su papel de elaboradores de mercancía y a su vez con los salarios demandantes de la misma. La ecuación que establecía Karl Marx (Dinero-Mercancía-Dinero) era realizada por las franjas laborales del Mundo. Hoy, cada día, se desdibuja esta fórmula económica. Para dar paso a la hegemonía del capital financiero, donde como un gran río que arrasa y cubre toda la actividad económica, sus afluentes fundamentales provienen cada vez más, de los negocios de la guerra, droga, trata de blancas, juegos de azar y maquilas. Donde los seres humanos, que allí laboran, son menos que esclavos en sus sobrevivencias. Todo esto, reseñado en líneas anteriores generan unos nuevos retos para el Planeta  y en especial para las mayorías trabajadoras. Y en este caso particular para Venezuela, donde la renta petrolera, nos hace tener condiciones especiales. Con la propuesta del Cmdte Hugo Chávez y el hacer del actual Presidente Nicolas Maduro, sobre el Poder Popular, es muy importante revisar algunos aspectos que nos puedan dar luces, para iniciar un debate bajo la forma operativa de la búsqueda de respuesta: Reflexion-Accion-Reflexion. En este sentido tomando la línea de nuestro Libertador Simón Bolívar en su conceptualización del buen gobierno “…donde la mayor suma de felicidad posible para el pueblo” estas ideas que vamos a exponer provienen de algunos autores:

Yo siempre quise hacer naturopatía, o medicina homeopática. Pero antes no había esa posibilidad. Hace unos 15 años el Instituto Nacional de Salud, con sede en Washington (D.C.) abrió la primera Unidad de Medicina Alternativa. Empecé a investigar esto e hice mi doctorado en naturopatía en el Kingdom College of National Health, lo terminé en 2011. Yo ya tenía la visión de crear un Centro de Bienestar. Me fui a Cornell University y tomé un curso de Administración de centros de salud. Y allí me enseñaron la parte de gerencia administrativa que a mí me faltaba. Eso me llenó de entusiasmo y comencé a pensar en abrir mi propio centro, y abrí el Omana Wellness Center & Spa en marzo de 2012.

Por fin, el ordenador responde al torpe manejo. “Ya les he dicho lo que quiero cuando me vaya. Primero habrá que dejar pasar un tiempo, hasta que se supere el duelo. Y luego, el 14 de abril, me gustaría que vayamos al mismo bar donde celebramos la boda y hagamos una fiesta. Yo les pediría que canten la Internacional, por lo menos la primera estrofa, que es la única que se saben todos”, dice hablando en primera persona. “Que haya discursos los justos. Yo ya me habré despedido”.

Leave a Reply