ocaso salud

ocaso salud

“Lanzamos impresoras que en vez de cartucho trabajan con un tanque de tinta, que dura mucho ms que los cartuchos y rinde ms volumen de impresin”, dijo.

Evidentemente, la quiebra de Detroit no es la mejor carta diplomtica para que la Administracin Demcrata siga exportando al mundo el american way of life. Sin embargo, respetados economistas heterodoxos como el Premio Nobel Paul Krugman, acaban de publicar una carta abierta donde exhortan a no interpretar la bancarrota de la ciudad de Michigan como una nueva Grecia. Hace unos aos, Grecia se hundi en una crisis fiscal. Por desgracia, muchos polticos aprovecharon la crisis griega para aduearse del debate y cambiaron el tema de la creacin de empleo por el de la rectitud fiscal. Durante un tiempo, el discurso poltico en todo el mundo occidental estuvo totalmente helenizado Constituyen las desdichas de Detroit los primeros estadios de una crisis nacional de las jubilaciones pblicas? No, se autocontesta Krugman y, luego, concluye su anlisis advirtiendo que: A veces, los perdedores del cambio econmico son individuos cuyas aptitudes se han vuelto superfluas; a veces son empresas que prestan servicio a un sector del mercado que ya no existe, y a veces son ciudades enteras que pierden su lugar en el ecosistema econmico. Hay gente influyente a la que le gustara que creyeran que la defuncin de Detroit es bsicamente una historia de irresponsabilidad fiscal o de empleados pblicos avariciosos. No lo es. En buena parte es slo una de esas cosas que suceden de vez en cuando en una economa siempre cambiante.

Sin embargo, para el director de anlisis del mercado de impresin de IDC, Phuong Hang, la reduccin de costos en el proceso de impresin no es el nico reto que enfrenta este sector hoy en da; en un reporte de la firma consider un crecimiento de servicios de impresin administrados, lo cual implica nuevos servicios para las firmas dedicadas a este negocio.

Parecía que el kirchnerismo pasaba a cultivar flores en otro jardín, en tierras políticas menos yermas y acaso fértiles a futuro. Hasta que ardió Córdoba por el acuartelamiento policial que trajo vandalismo y depredación en las calles de la capital y sus barriadas populares. Y las réplicas levantiscas de policías en La Rioja, Catamarca, Neuquén, Río Negro, Chaco y otras provincias. Entonces Capitanich se pareció a otros jefes de Gabinete, condenados a repetir que la culpa siempre la tiene el otro.

“2012 fue un ao muy complicado. Algo que estamos viendo como una tendencia es que cada vez se venden menos impresoras que slo impriman, se venden ms multifuncionales, y hay una tendencia muy fuerte de reducir las impresiones porque la tinta es lo que sale ms caro”, dijo el director general de Epson Mxico, Alberto Arredondo, en entrevista con CNNExpansin.

Pero, incluso, se teme que lo peor est por venir. Por lo pronto, eso piensan las organizaciones gremiales que representan a los empleados estatales de Detroit. En ese sentido, la cclica consigna de que la crisis la pagan los trabajadores parece ser, en este caso concreto, un dato de la realidad y no una especulacin panfleteada a priori para agitar la protesta social. El propio magistrado Rhodez dio a entender que una parte de la partida destinada a jubilaciones ser recortada por el Comit de Crisis que, antes de fin de ao, detallar de qu arcas y fondos estatales saldrn los cheques para reducir el enorme agujero fiscal. La situacin es desesperante. Podramos perder hasta nuestras casas. No puede ser que en este tipo de coyunturas siempre pague el sector pblico y nunca el privado. Vamos a apelar la medida porque es violatoria de muchos derechos constitucionales, advirti la Afscme, el sindicato que representa a los empleados pblicos municipales, al programa Democracy Now.

Leave a Reply