salud alimentaria

salud alimentaria

La “Alianza por la Salud Alimentaria” expresó que espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, cumpla con lo acordado en el decreto firmado por el presidente Enrique Peña Nieto y asigne los recursos económicos necesarios para la instalación de bebederos en escuelas y sus fuentes de abastecimiento, con el fin de beneficiar la salud de niñas y niños a través de agua potable.

“Estamos exigiendo que en el Proyecto de Presupuesto se establezca una partida específica para la instalación de los bebederos y dispensarios de agua con sus sistemas de purificación en todas las escuelas del país y no dentro de un monto global para la infraestructura en las escuelas que será manejado a discreción por los Consejos Escolares de Participación Ciudadana”, indicó Alejandro Calvillo.

El principal sistema de estos es conocido como el Proyecto Valle Central y está fuera de servicio. Los ríos y arroyos que lo alimentaban hoy están secos. Los ambientalistas dicen que el abuso de los agricultores a las fuentes hídricas en años anteriores dejó sin agua a los ecosistemas costeros y ahora se está viendo el resultado.

Algunos legisladores del estado aseguran que las visitas de las últimas semanas al Valle Central de California del presidente Obama, del presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, y del gobernador del estado Jerry Brown, han servido más para hacer política que para ofrecer soluciones concretas.

Por otro lado, Coca-Cola, quien produce su línea Dasani en California y gasta 1.63 litros de agua por cada litro de este producto, dice que en su planta se están buscando formas de reducir el gasto del mineral. Pero detrás de las decisiones corporativas de instalar sus plantas embotelladoras en California está el hecho de ser el único estado del oeste del país donde no existe una regulación del agua subterránea. Es decir, quien logre perforar la tierra y sacar el agua, se convierte en dueño del mineral.

El 82% de California está en una sequía extrema según el último reporte del gobierno, y el 58% de esas tierras están en una ‘sequía excepcional’, la condición más seca posible según los indicadores oficiales. Los ríos, lagos y demás reservas hídricas están en su nivel mínimo de capacidad de las últimas décadas, amenazando el abastecimiento de agua en varias ciudades y poblados.

Leave a Reply