seguros adeslas salud

Sin duda sería bas­tante más justa la se­gunda op­ción, la que su­pone la de­duc­ción en cuota del 15% para las primas de se­guros de sa­lud, ya que po­dría be­ne­fi­ciar a todo el que sus­criba un se­guro, algo que de al­guna forma ya han puesto en prác­tica al­guna co­mu­nidad au­tó­noma.

Pero en el Foro, además de la pre­si­denta de Unespa, hubo mu­chas más in­ter­ven­cio­nes, entre ellas la de Javier Murillo que fue el en­car­gado de la aper­tura por su doble con­di­ción de con­se­jero di­rector ge­neral de SegurCaixa Adeslas y de pre­si­dente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), el gran lobby de la sa­nidad pri­vada. Murillo re­cordó la fun­ción so­cial y so­li­daria del se­guro de salud en el marco de un sis­tema sa­ni­tario que sigue su­friendo re­cor­tes, pese a los cam­bios en la ten­dencia eco­nó­mica. También des­tacó el in­justo tra­ta­miento que re­cibe el sec­tor, pese a su im­por­tante con­tri­bu­ción a la sos­te­ni­bi­lidad del sis­tema, ya que las per­sonas que tiene un se­guro de salud pri­vado li­beran re­cursos del sis­tema sa­ni­tario pú­blico.

Sin duda sería bas­tante más justa la se­gunda op­ción, la que su­pone la de­duc­ción en cuota del 15% para las primas de se­guros de sa­lud, ya que po­dría be­ne­fi­ciar a todo el que sus­criba un se­guro, algo que de al­guna forma ya han puesto en prác­tica al­guna co­mu­nidad au­tó­noma.

Sobre la pri­mera op­ción, la pre­si­denta de Unespa re­cuerda que en la vi­gente ley del im­puesto sobre la renta de las per­sonas fí­sicas los se­guros de en­fer­medad tienen una sola me­dida fiscal que los in­cen­tiva y es que no se con­si­dera como re­tri­bu­ción en es­pecie las primas sa­tis­fe­chas por las em­presas a favor de sus tra­ba­ja­dores y fa­mi­liares di­rectos (trabajador, cón­yuge y des­cen­dien­tes), siempre que no su­peren los 500 euros anuales por ase­gu­rado. También con­si­dera como gasto de­du­cible de los ren­di­mientos netos en es­ti­ma­ción di­recta las primas de se­guro de en­fer­medad sa­tis­fe­chas por los au­tó­nomos o em­pre­sa­rios in­di­vi­duales co­rres­pon­dientes a su propia co­ber­tura y a la de su cón­yuge e hijos me­nores de vein­ti­cinco años que con­vivan con él, con el mismo lí­mite de 500 eu­ros.

De todas ma­ne­ras, la pre­si­denta de la pa­tronal ase­gu­ra­dora con­si­dera que cual­quiera de estas dos me­didas tiene una gran ven­taja sobre las que se puedan aplicar al ahorro y que ella misma pidió hace un par de se­ma­nas, que no es otra que, en el caso de los se­guros de Salud, el be­ne­ficio para el Estado es in­me­diato, ya que cuando un Estado con­cede ven­tajas fis­cales al aho­rro-­pre­vi­sión de ju­bi­la­ción, lo pri­mero que le aca­rrea son gas­tos, ya que los con­tri­bu­yentes em­piezan a aho­rrar y re­ducen im­pues­tos, pero en ese mo­mento to­davía no se pagan pen­siones de ca­pi­ta­li­za­ción que puedan ayudar al sis­tema de re­parto. Por el con­tra­rio, en el se­guro de sa­lud, cuando el Estado asume un gasto fiscal de­du­ciendo las primas de se­guro de Salud, “ese mismo año, ese mismo día, el con­tri­bu­yente que toma la de­ci­sión de ad­quirir dicho se­guro des­carga el gasto pú­blico sa­ni­ta­rio, porque nadie se compra un se­guro de salud para no usar­lo”.

La pre­si­denta de Unespa tam­bién re­cordó que el se­guro pri­vado de Salud está desem­pe­ñando un papel fun­da­mental para el Sistema Nacional de Salud, al mo­derar sig­ni­fi­ca­ti­va­mente la de­manda de pres­ta­ciones sa­ni­ta­rias, me­jo­rando sus tiempos de res­puesta y aho­rrando gasto pú­blico y que las em­presas que se de­dican a este ramo son fun­da­men­tales para el man­te­ni­miento del sector sa­ni­tario pri­vado, que cuenta con más de 460 hos­pi­tales y con 52.000 ca­mas, además de un gran nú­mero de cen­tros de asis­tencia pri­maria y ser­vi­cios es­pe­cia­li­za­dos. Por otra parte, es un sector que desde el punto de vista del em­pleo, es esen­cial para los pro­fe­sio­nales del ramo ya que se cal­cula que cuenta con 56.000 mé­dicos y otros 170.000 pro­fe­sio­nales sa­ni­ta­rios.

Leave a Reply