seguros de salud asisa

“El verdadero problema con Muface vendrá cuando una de las dos grandes, Adeslas o Asisa, decidan un año salir de este convenio”. Esta frase es cada vez más repetida estos días entre el sector sanitario. El convenio para ofrecer un seguro de salud a los funcionarios del Estado vuelve a estar de actualidad, porque desde el pasado ejercicio el contrato con las aseguradoras se renueva cada año, con las tensiones que eso genera.

Las compañías daban por seguro una ligera subida del 1,5 por ciento de esta cantidad para el contrato del año 2014. Una cantidad que las firmas aseguradoras veían como indispensable para poder seguir prestando el servicio. Y, sobre todo, porque esta subida fue acordada en el anterior convenio.Para este año, todo apunta a que la prima seguirá congelada, aunque fuentes de Hacienda aseguran que aún es pronto para hacer esta conjetura. Desde el departamento de Cristóbal Montoro se asegura que su apuesta por este modelo sigue siendo firme. Para ello, sostienen que la cantidad dedicada a la prestación sanitaria, la que llega a las compañías aseguradoras, ha crecido ininterrumpidamente todos los años. “En 2009 se dedicaba a esta partida 956 millones y en 2014 la cantidad ha sido de 1.006 millones, también superior a los 1.001 millones de 2013”, indican fuentes del Ministerio de Hacienda.

La Asociación Provincial de Empresarios de Construcción (APEC) y Asisa, con la colaboración de Sampedro Correduría de Seguros, han firmado un convenio de colaboración para ofrecer ventajas económicas para aquellas empresas pertenecientes a APEC que quieran suscribir pólizas de seguro médico, ya que todos los empresarios y trabajadores de las empresas asociadas podrán contratar la póliza Asisa Salud incluyendo por el mismo precio la póliza ASISA Dental. 

Hay que recordar que grandes aseguradoras que habían entrado en el mercado de Muface, han ido abandonando el sistema por su falta de financiación. La última fue Sanitas, que dejó Muface el año pasado al considera que no era “un modelo sostenible”. No es la primera vez que esta entidad se retiraba del concierto de los funcionarios, ya que lo abandonó hace 22 años y volvió a él a finales de 2012. Mapfre y Caser también dejaron el seguro de salud de los funcionarios a finales de 2009.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda decidió anular este convenio en 2013 y sacar a concurso un nuevo contrato cada año. El pasado año ya se congelaron las primas y, todo apunta, según las fuentes consultadas por este periódico, que las intenciones son las mismas para el contrato del año que viene.

Con este acuerdo, también ASISA demuestra su capacidad para adaptar sus productos a diferentes colectivos que presentan condiciones y necesidades particulares. Esta flexibilidad se explica por la amplia oferta que posee la aseguradora para cubrir las demandas específicas de cada cliente. “Por otro lado, el acuerdo permitirá reforzar la presencia de ASISA en Ciudad Real, una provincia en la que la aseguradora posee una amplia implantación, tanto a nivel comercial como asistencial”, indica APEC en un comunicado de prensa.

Leave a Reply