seguros salud baratos

seguros salud baratos

Los castellano-leoneses dan un aprobado raspado a los seguros de vida
Los castellano-leoneses, al igual que el resto de los españoles, valoran con un aprobado raspado (un 5,22 en una escala del 1 al 10, frente al 5,62 del conjunto nacional) los seguros de vida como medida para garantizar su bienestar económico. La imagen que se tiene de estos productos no es demasiado positiva: sólo uno de cada cuatro entrevistados en la región (28,7%) considera que es un producto por el que merece la pena pagar y apenas uno de cada tres (36%) lo considera como “una buena inversión”. De los que no tienen contratado uno, un 34,1% asegura que no suscribiría una póliza de este tipo “bajo ninguna circunstancia”, el porcentaje más alto de toda España de personas que declaran que nunca se plantearían tener esta medida de protección familiar.

Según se detalla en el Estudio, a la hora de plantearse la contratación de un seguro de vida-riesgo entran en juego además otros factores. Por un lado, influye la cobertura de la Seguridad Social y las prestaciones públicas (salud, viudedad, orfandad y jubilación), que hace que los seguros de vida-riesgo no sean considerados imprescindibles para los ciudadanos con niveles salariales más bajos. Por otro, los ciudadanos se quejan de falta de especialización en los canales de venta y de dificultad en la comprensión de los términos de la póliza, por lo que se demanda una mayor claridad en el lenguaje de estos contratos.

El más barato de todos ellos es el que ofrece Nectar Seguros (filial de HNA, la mutualidad aseguradora de arquitectos). Se trata de una póliza con cuadro médico, que incluye cobertura dental, y unos copagos que van de los 4 euros por consulta ambulatoria o sesión de rehabilitación, a 8 euros por ingreso en urgencias. Sin incluir hospitalización, la oferta más barata es de 17,5 euros al mes (para una persona joven). Incluyendo los ingresos hospitalarios, la factura sube hasta los 30 euros.

El 43,4% de los hogares de Castilla y León cuenta con un seguro de vida que les ayude a recomponer la economía familiar en caso de que fallezca o quede inválida alguna de las personas que aportan el grueso de los ingresos al hogar. Este dato es ligeramente superior a la media del conjunto de España, que indica que el 42% de las familias disponen de una póliza de este tipo. El 26,7% de los entrevistados en Castilla y León -en España el 25,3%- dispone de un seguro de vida-riesgo open market, es decir, sin vincular a ningún producto financiero, como una hipoteca o préstamo. Estos datos se recogen en el Libro Blanco sobre “La protección familiar en España y el seguro de vida”, presentado hoy en Valladolid y elaborado por el Instituto de estudios sociológicos Análisis e Investigación junto con la Universidad Rey Juan Carlos y en colaboración con Banco Santander.

La variedad de oferta de seguros de salud por parte de las aseguradoras es muy amplia: con productos que van de los 17 euros al mes, a seguros que cuestan 120 euros mensuales para las coberturas más completas.

Desconocimiento: 6 de cada 10 ciudadanos no sabe precisar lo que paga por su seguro de vida
Es significativo señalar el profundo desconocimiento de las personas que declaran tener contratado un seguro de vida “open market”. La mayoría, un 60%, no tiene presencia mental del importe que paga por el seguro, un 20 por ciento no sabe precisar la compañía con la que lo tiene contratado, y ese mismo porcentaje no pudo detallar la cuantía del capital que obtendría su familia en caso de producirse el siniestro.

Leave a Reply