ultimas noticias de salud

La presidenta de 61 años ingresó el domingo por la tarde a la clínica, con lo que se describió como un cuadro febril infeccioso con presencia de bacterias en la sangre.

Pese a su larga convalecencia la presidenta no delegó el poder en el vicepresidente Amado Boudou, lo cual puede resultar atípico. Pero dado que el funcionario está procesado por corrupción, dejarlo a cargo del Ejecutivo hubiera resultado problemático.

Fernández, de 61 años, “se encuentra estable, con dieta especial, cumpliendo tratamiento sintomático y antibiótico. Continúa internada para completar el tratamiento, con control evolutivo y estudios de rutina”, afirmó un breve comunicado de la unidad médica presidencial difundido a la prensa.

Fernández, de 61 años, fue hospitalizada el domingo 2 de noviembre con un cuadro febril infeccioso, que luego se confirmó respondía a una sigmoiditis, que consiste en una infección del colon. Muchos especialistas atribuyen esta patología al estrés.

Por otra parte, explicó que quien se recupera de un percance de salud es ella. “Hace más de un mes sufrí una caída y me fracturé una pierna. Me operaron. Ahora estoy con un yeso y todavía me faltan, por lo menos, dos semanas más así. Sin embargo, no he dejado de trabajar”, aseguró.

La presidenta Cristina Fernández cumplió el viernes cinco días de internación en una clínica privada de Buenos Aires debido a un cuadro de sigmoiditis, sin que aún se sepa cuándo será dada de alta.

Incoming search terms:

Leave a Reply