Si no te gusta tu sonrisa, es hora de cambiarla

Desde pequeños, vimos cientos de personas con ligas de colores en los dientes; después, fuimos creciendo y conocimos su nombre: brackets o mejor dicho frenos. Y a pesar de que fueron la moda en los 2000, ahora no solo es usado como modo de estética, sino de cuidado dental.

Según la Asociación Americana Dental, el tratamiento de ortodoncia es usado para corregir la mordedura y acomodar los dientes propiamente para así, evitar un problema de mandíbula, el surgimiento de caries, enfermedades de encías, desgaste de esmalte dental y a largo plazo, pérdida de dientes.

Existen diferentes métodos para alinear los dientes, todo depende del dentista; sin embargo, uno de los más comunes es este tratamiento que consiste en la aplicación de presión por medio de un alambre. Cada cierto tiempo, el odontólogo apretará el alambre y en cuestión de días, se podrá ver un cambio drástico.

El tiempo que esto requiere, depende de la gravedad del caso, se puede llevar de 1 o hasta 3 años. La mordedura deficiente se genera alrededor de los 6 y 12 años, por lo que se recomienda que mientras más joven la persona se haga el tratamiento, mejores resultados habrá.

Es cierto, que al usar los brackets se necesitará llevar una alimentación balanceada y no consumir ciertos alimentos que pueden dañar las placas como chicles, gomitas de grenetina, limón, piña, manzanas enteras o elotes.

Todos queremos tener una bonita sonrisa y este es uno de los métodos mas sencillos y comunes que pueden ayudarte. Lo único que necesitas hacer es ir a la clínica dental más cercana y empezar el tratamiento de ortodoncia, ya sea con ligas de diferentes colores o trasparentes. Vuélvete un experto en combinar y en el proceso gánate una sonrisa que te durará para toda la vida.

Cómo cuidar los pies en verano

Los pies es una de las partes del cuerpo más olvidadas y a la que menos cuidados y atención prestamos. Durante los meses de invierno los pies se encuentran protegidos del frío y de los factores externos gracias a los calcetines y al calzado, sin embargo en verano se encuentran más expuestos al sol así como al resto de factores. Si quieres lucir unos pies bonitos y evitar la aparición de rozaduras, hongos, etc. toma nota de los consejos que te traemos a continuación.

Rozaduras. ¿Quién no ha sufrido rozaduras al estrenar unas sandalias nuevas o unos zapatos que no usaba desde hacía meses? Al dejar de usar calcetines es habitual sufrir rozaduras al aumentar la fricción del material del calzado sobre la piel. Para evitarlas es recomendable aplicar crema hidratante en el pie o las zonas del zapato que puedan causar fricción. Si la rozadura ya se ha producido, es aconsejable utilizar otro calzado hasta que las rozaduras desaparezcan y curar las heridas generadas.

Si se han producido ampollas, puedes aplicar povidona yodada sobre la zona o colocar un apósito específico para tratar este tipo de lesiones.

Cosmética bio. Luce unos pies bonitos y cuidados utilizando crema de pies, pintauñas de cosmética bio, etc. Este tipo de cosmética también es recomendable para aquellas personas que sufren de alergia o piel sensible. Existe una amplia variedad de productos de cosmética bio para el cuidado de los pies y de otras partes del cuerpo como el rostro o el cabello.

Chanclas.Es recomendable utilizarlas en piscinas así como en vestuarios o duchas comunes, sin embargo no es aconsejable utilizarlas como calzado habitual ya que no aporta la sujeción necesaria.

Protección solar. Cuando nos aplicamos protector solar, es frecuente olvidar la zona de los pies, sin embargo debes aplicarla especialmente en su totalidad, especialmente en la parte superior para evitar quemaduras y molestias derivadas de las mismas.

Hidratación y secado. Cuando seques los pies presta especial atención a la zona de las uñas y entre los dedos ya que es posible que si  hay humedad aparezcan hongos. Si has pasado el día en la piscina, lava las chanclas y los pies para asegurarte de que la higiene es la correcta. Por último, hidrata los pies con una crema específica realizando un pequeño masaje.

¿Cómo cuidas tus pies en verano? ¡Cuéntanos!

La keratina y su uso en el cabello

Los tratamientos para alisar el cabello con keratina se han puesto muy de moda en los últimos años.

Este tipo de método no es perjudicial para la salud ya que no necesita formol para lograr su objetivo.

La Keratina se usa en tratamientos para mujeres y hombres que tienen cabellos  muy encrespados o para aquellas personas que no lo tienen tanto, pero que les gusta más el cabello liso.

¿Qué es la keratina?

La keratina es una proteína de tipo fibrosa con un gran contenido de azufre  y que forma parte de la capa más externa del cabello. La cutícula del cabello también está formada por keratina y por lo tanto, su función principal es proteger la parte interior del cabello, otorgándole brillo y resistencia al mismo.

Debido al exceso de sol, playa, frío intenso, agentes contaminantes, mal cepillado, tintes, entre otros factores, se pueden producir daños en la cutícula del cabello, provocando que ésta se hinche y se abra. Con el tiempo el cabello sometido a esos excesos va a convertirse en un cabello frágil, quebradizo, poroso, reseco y sin vida.

Tratamiento alisador de keratina

Este tipo de tratamiento para el cabello, ayuda a recuperarlo debido a que sella la cutícula, provocando que la misma se cierre y esto produce que el cabello se vea con mucho cuerpo, brillo y sin crespos, porque es capaz de repararlo desde la raíz hasta la puntas.

Generalmente el efecto de la keratina dura hasta seis meses, por tanto hay que retocarlo una vez transcurrido este lapso de tiempo para mantener el cabello sedoso y con brillo.

La keratina no contiene formol, por eso no daña la estructura capilar.

Aplicación de la keratina:

  • Primero hay que lavar el cabello muy bien con un shampoo sin sal, con un pH adecuado, esto hace que la cutícula quede más limpia y el resultado final sea mucho mejor y más bonito.
  • En segundo lugar hay que secar muy bien el cabello.
  • Luego se divide el cabello en varias secciones.
  • Después se aplica la keratina mechón por mechón a lo largo de todo el cabello.
  • En seguida, se vuelve a secar el cabello con el secador.
  • Por último, se aplica la plancha a la temperatura adecuada.

¿Aplican keratina en Valencia?

Sí, hay sitios donde aplican tratamiento alisador de keratina en Valencia, sin embargo, no en todas las peluquerías o salones utilizan productos de buena calidad.

En la peluquería Isabel García, una muy reconocida estilista, le aplica un producto orgánico súper especial de muy alta calidad que contiene keratina, aceite de Argán, aminoácidos y proteínas.

El aceite de Argán contiene vitamina A, vitamina E, ácidos grasos como Omega 6 y Omega 9, además de aminoácidos. Este aceite otorga brillo y elimina el encrespamiento.

La keratina sella la cutícula, quitando la porosidad del cabello porque crea una película alrededor de cada pelo, lo cual impide el paso de la humedad, esto explica por qué  no se vuelve a rizar en ambientes húmedos.

Hay un dato sumamente importante y es que no contiene formol.

Este alisado dura hasta seis meses y en algunas personas hasta siete meses, tiene  garantizada su calidad.

Por sus características, puede usarse en cualquier tipo de cabellos.

Una de las ventajas del uso de este producto es que en verano o en cualquier época del año, no hay que planchar, ni secarse el cabello, sólo se lava y se deja secar al aire.

Es realmente impresionante cómo un cabello que se aprecia como si estuviese muerto, puede volver a tomar cuerpo, brillo, sedosidad y peso, se siente, se nota hidratado, con vida y esto sucede cuando la keratina es aplicada por manos profesionales que conocen a la perfección su trabajo.